EL MUNDO Y SUS TRADICIONES NAVIDEÑAS

En nuestro país la recibimos casi en conjunto con el verano por lo que es habitual las comidas al aire libre, verdaderos banquetes que van desde lo más tradicional como el asado, hasta un clásico e infaltable en muchas familias que es el vitel toné, acompañado por ensaladas que den un toque fresco o la infalible ensalada rusa. Otra tradición argentina y femenina es el uso de ropa interior de color rosa. Para algunos, la costumbre es de origen pagano ligado a la procreación y la fertilidad; para otros, está más ligada al cristianismo y el período litúrgico de Adviento, cuando se encendía una vela rosa como símbolo de la alegría que generaba la llegada de Jesús al mundo. Esta costumbre se transmitió de generación en generación como regalo del 24 de diciembre para su estreno el 25 como símbolo de fertilidad o el 31 para augurar un año de prosperidad y buena suerte.

Donde también reciben esta celebración en época de verano es en Nueva Zelanda. De aquí es originario el Pohutukawa, un árbol que florece en diciembre y reemplaza al tradicional árbol navideño. La especie se encuentra a lo largo de todo el país, pero proviene de las regiones de la Isla Norte de Poverty Bay y Taranaki y su nombre pertenece a la lengua maorí al igual que sus orígenes. Es reconocido por sus colores vibrantes y las brillantes flores que genera y hasta cuenta con un festival en su honor.

Cambiamos de destino para conocer ¡el pueblo natal de Papá Noel! Situada en el Círculo Polar Ártico, se encuentra Rovaniemi. Esta localidad finlandesa es un museo del entrañable personaje navideño. Se puede visitar su oficina, ayudarlo con regalos de última hora o enviarle una carta con un sello oficial del mismísimo Papá Noel. Ideal para viajar con niños o conectarse con el niño interior.

Y aunque les parezca que la navidad no tiene mucha relación con el fútbol, la encontramos… De aquí proviene FC Santa Claus, un equipo muy especial que fue fundado en 1992 en honor al personaje finlandés más conocido del mundo.
Los ayudantes de Santa Claus fueron, según la leyenda, grandes apasionados del fútbol y daban patadas a un balón de cuero sobre la nieve cuando no estaban ocupados envolviendo regalos. El FC Santa Claus está formado por estudiantes y trabajadores y fomenta los valores de alegría y solidaridad colaborando con organizaciones benéficas y creando puestos de trabajo en Navidad.

Pero no en todo el mundo la navidad tiene el mismo sentido. En Islandia, por ejemplo, la mitología está muy presente durante la “Navidad vikinga”, conocida como Yule. Grýla es un monstruo que vive en las montañas y desciende a los pueblos para buscar a los niños que se hayan portado mal. Casada en tres ocasiones, se dice que tuvo 13 hijos, los jólasveinar, todos ellos tan terroríficos que durante un tiempo se prohibió usar estos personajes para asustar a los niños. Actualmente, aunque siguen siendo ogros, son algo parecido a Santa Claus. Según su tradición, si no compras ropa nueva para la ocasión, el gato te comerá. Esta leyenda hizo que se entregue ropa a aquellos que no pueden comprarla para que nadie tenga problemas con este malvado gato.

Otra costumbre que se extiende por el mundo es la de esconder cosas:

  • En Noruega esconden las escobas para que los espíritus malignos no puedan encontrarlas y montar en ellas.
  • En Alemania se esconde un pepinillo en el árbol de Navidad el 24 de diciembre, y a la mañana siguiente al niño que lo encuentre se le da un pequeño obsequio.
  • En Suecia esconden una almendra en el pudding y se supone que quien lo encuentra se casa en menos de un año.

 

Y ustedes, ¿qué tradiciones siguen?

 

*Nota escrita para el Blog de Disco Argentina www.mujerdisco.com.ar

No hay comentarios

Deja un comentario