Vacaciones en crucero: ¿Sí o No?

Navegar en aguas abiertas con mil y una actividades y comodidades a bordo, puede ser un viaje lleno de sorpresas, de las buenas y las malas. Por eso lo mejor es conocer todos los detalles referidos a los servicios incluidos en la tarifa, la gastronomía, la logística para bajar en cada puerto y las medidas de seguridad.

Los cruceros se han vuelto una opción muy solicitada de vacaciones en familia, en pareja o solos, con la idea de vivir nuevas experiencias. Se presentan como un gran hotel de lujo flotante con variadas actividades y opciones de entretenimiento, para que al recorrer las enormes distancias uno nunca se aburra. La mayoría de los viajes incluyen paradas de al menos un destino por día, con vía libre para recorrer y hacia el final del día, regresar al gigante a cenar y descansar, mientras se desplaza hacia el próximo lugar.

El viaje suena tentador en todo sentido, las  vacaciones soñadas son posibles siempre y cuando uno no se deje sorprender con esos pequeños detalles que hacen la diferencia entre un crucero corriente y la mejor experiencia en alta mar.

En esta nota destacamos los detalles que tenés que tener en cuenta cuando contratás un crucero y como aprovechar al máximo sus beneficios.

 

Detalles de la tarifa

La letra chica de todo contrato de viaje siempre es importante porque muchos de los servicios que son indispensables a veces no están incluidos, como la conexión a Internet. En los barcos la conexión es satelital, generalmente de mala calidad, sumamente costosa y muchas veces nula, sobre todo los días de navegación. Por ello hay que saber que lo normal es estar varios días desconectados y avisar a los que esperan noticias que éstas no serán muy frecuentes.

Otro costo en el que no hay que escatimar es en la cabina. Uno tiende a pensar que no hace falta invertir aquí, si tan solo es el lugar en donde se duerme. Pero es mucho más que eso, es el único sitio donde hallamos silencio y desconexión en soledad, por eso vale la pena pagar la diferencia por una cabina con balcón. Así se aprecia más el paisaje y no se hace tan larga la navegación ya que tenemos nuestro propio rincón para disfrutar el paisaje.

Antes de abordar siempre es posible pre-pagar paquetes de comidas y bebidas. Las bebidas alcohólicas suelen ser muy caras y en cualquier momento de ocio es normal sentirse tentado de una cerveza o un trago. Lo ideal entonces es comprar un paquete con tragos, al igual que las bebidas para niños, averiguar cuantas se incluyen en la tarifa, así como los snacks. Cualquier gasto extra siempre se hace sentir.

El disfrute a bordo

El buffet generalmente es variado y delicioso y suelen aparecer atracciones temáticas. Uno de nuestros recomendados “Costa Cruceros” en una de sus últimas salidas brindó un “Pasta Day Show” en la piscina central de la nave, una demostración especial de cocina junto al exclusivo chef de la nave Roberto Scordo. Los pasajeros del Costa Pacífica disfrutaron de unas exquisitas pastas Barilla preparadas por dos grandes de la cocina. También se llevó a cabo el concurso  “Bravo Chef, The Battle” donde los huéspedes pudieron demostrar sus habilidades culinarias frente al jurado y participar por premios exclusivos cocinando un Tiramisú. Por su parte, los más chiquitos pudieron aprovechar una divertida clase de cocina junto a Donato De Santis al mejor estilo Italiano.

Existen muchos cruceros temáticos. Si te gusta comer y cocinar, hacer deporte, la música y el baile. Hay opciones para todos. Sólo es cuestión de hacer el análisis previo. Podés en un mismo viaje combinar tu hobby mientras conoces distintos rincones del planeta. Además  es una excelente opción para disfrutar con niños chicos ya que tenés  todo resuelto en un mismo lugar.

Paseos en tierra

Es fundamental averiguar si en los destinos a visitar hay puertos o si se llega a tierra a través de lanchas. Si el barco lleva miles de personas, las bajadas en lancha suelen ser caóticas y con muchos tiempos de espera. Y definitivamente no son aptas para aquellos que no disfruten de viajes a mayor velocidad por el mar.

Los tours ofrecidos directamente por los cruceros son bastante más costosos que el mismo paseo comprado en tierra. Sin embargo, la primera opción tiene sus beneficios, ya que aquellos que compran directamente a la empresa, tienen la ventaja de bajar primeros y pueden disfrutar más tiempo en el lugar.

Hay que tener en cuenta un margen de tiempo para volver a puerto y abordar. La empresa no se hace cargo si uno no llega en tiempo y forma a la hora establecida para zarpar.

Seguridad ante todo

Es importante respetar y realizar el simulacro de evacuación al inicio del viaje. Aunque muchas veces uno tiene ganas de disfrutar directamente una vez que aborda, es importante tomarse el tiempo para hacer este simulacro y conocer las formas de operar en casos de urgencia.

Por último y no menos importante, para tener en cuenta en todos los viajes, contar siempre con una cobertura médica en el exterior que nos brinde pronta y efectiva atención ante cualquier imprevisto.

En Argentina existen múltiples opciones para conocer diferentes lugares a bordo de cruceros de todo tipo. Las tarifas son muy convenientes y tienen la ventaja de que se resuelve todo en un mismo paquete. De acuerdo con la cantidad de días del viaje se organizan los destinos a visitar.

Viajar embarcados te permite conocer muchos destinos sin necesidad de hacer tantas valijas, evitando aeropuertos y sin tanto trabajo. La premisa es disfrutar.

 

IMG-20170323-WA0001

IMG-20170323-WA0002
IMG-20170323-WA0000
1Comentar
  • carlos
    Publicado en 18:33h, 24 marzo Responder

    meme eres muy hermosa . saludos

Deja un comentario